Trucha


San Gerardo de Dota es reconocido por su diversidad de flora y fauna, su clima, el ambiente tranquilo, sano y sostenible. Su río de agua fría y cristalina es apto para la crianza de la trucha arcoíris. Desde los inicios de este lugar esta especie fue introducida por los primeros pobladores y gracias a la pesca deportiva fue como inicio la industria del turismo.

La actividad de la trucha ha involucrado a muchos vecinos a industrializarla, exportarla y también como deporte, además ha sido utilizada como plato principal por todos los hogares, restaurantes y hoteles.

Por eso al visitarnos no se pierda la oportunidad de probar la mejor trucha fresca.